Noticias

Noticias

Elabora estudiante colimense caretas a sector salud de Tecomán  


  • Francisco Javier Vázquez Bazán, estudiante del TecNM campus Colima, donó caretas de manera independiente con tecnología 3D, en apoyo a la emergencia sanitaria actual.

Villa de Álvarez, Col., 25 de junio del 2020.TecNM/DCD.  A falta de equipo de protección para evitar contagio por el COVID-19, el estudiante del Tecnológico Nacional de México, campus Colima, Francisco Javier Vázquez Bazán, elabora en su domicilio, caretas para ayudar a médicos y enfermeras del sector salud de Tecomán.  

Sobre esta labor solidaria, el estudiante de Ingeniería Mecatrónica, comentó que utilizó tecnología 3D y aplicó los conocimientos y habilidades que ha obtenido en su carrera profesional, sumándose al esfuerzo que realizan sus compañeros en el laboratorio del TecNM campus Colima.

Cabe mencionar que, una vez que el IMSS aprobó el modelo de careta que produciría, el joven innovador, buscó en el país y en el extranjero el filamento para impresión, que prácticamente está agotado, por lo que pudo comprar muy poco en relación con la necesidad de la población.

En la primera etapa, el estudiante alcanzó a producir poco más de cien máscaras que donó al sector salud y que entregó a través de la enfermera Maviael Rincón.  Así mismo benefició a los transportistas, otro de los sectores vulnerables ante el COVID-19.

Vázquez Bazán, comenta: “Considero una valiosa oportunidad poder apoyar al personal médico de mi comunidad, son tiempos difíciles para todos, más aún para ellos que están en la línea de defensa en estos momentos. Así que tanto mi familia como yo estamos contentos de poder aportar algo para contribuir a solucionar en cierta medida las necesidades de la contingencia”.

Agregó que, desde su punto de vista profesional su labor le ha hecho ver que tener conocimientos en una materia tan innovadora y útil puede apoyar como profesionista, pues ha adquirido experiencia para producir objetos en masa, para conocer los protocolos que siguen las instituciones de salud y a explorar más de cerca la tecnología y el mercado de la impresión en 3D.

Asimismo, explicó que había logrado por su cuenta cierta experiencia en la producción de objetos en impresora 3D, pues vio en esta tecnología la solución a la fabricación de piezas para prototipos de proyectos académicos que requerían él y sus compañeros, como partes para brazos robóticos, agujas para medición de grados, discos graduados y cajas para tarjetas electrónicas, entre otros.

Por último, Vázquez Bazán concluyó que antes de la contingencia estaba trabajando con un equipo de estudiantes en el proyecto de una impresora 3D que utilizaría como materia prima el PET de las botellas. Espera continuarlo de manera profesional, para luego hacer un posgrado relacionado con esta tecnología, pero de forma sustentable.

Este tipo de acciones solidarias, confirma el compromiso que tiene la comunidad del TecNM en cuanto a la resolución de problemas que generen un beneficio para la sociedad en temas de emergencia, como la pandemia del COVID-19.


atec/gml